sábado, 2 de octubre de 2010

Artículo El Torrentí con el apoyo AVM3J accidente ferroviario

Torrent ya no recuerda el 24-S
MURIERON EN XIRIVELLA 17 TORRENTINOS EN UN AUTOBÚS ARROLLADOS POR UN TREN

Treinta años después pocos son los que recuerdan lo que pasó. El pasado 24 de septiembre quedó en el olvido un triste recuerdo, el fallecimiento de 17 torrentinos en el autobús de línea que unía Valencia con Torrent, y que pasaba por las vías del tren en Xirivella. La mala fortuna hizo que un tren arrollara el vehículo que quedó hecho un amasijo de hierros entre las vías. Las historias sobre aquel fatídico momento volvieron a recordarse el tres de julio de hace cuatro años cuando murieron 18 torrentinos en el accidente de Metro. Dos fatalidades que poco a poco se van olvidando.

Era la hora de salir del trabajo y el autobús iba lleno con más de setenta personas. Muchos de ellos eran torrentinos que trabajaban en la empresa textil Feycu. También había personas que habían ido a hacer gestiones a la capital. Al llegar al paso a nivel manual, uno de los pocos que quedaba por cambiar todavía, el vehículo pasó con las barreras levantadas pero un tren procedente de Madrid arrolló con todo y causó el desastre. 25 personas murieron casi al instante, y dos más lo hicieron días después. 17 eran de Torrent.

El dolor alcanzó a diversas poblaciones: Xirivella, Alaquàs y Aldaia, pero sobre todo a Torrent. 17 torrentinos perdieron la vida, y por ello, el funeral religioso se realizó en Torrent, justo en la plaza Obispo Benlloch. Cerca de 50.000 personas asistieron a la ceremonia cuentan las crónicas. Con la gran cantidad de féretros, el camino hacia el cementerio se alargó casi dos horas. Josefa ya no recordaba la fecha, pero al preguntarle mira al pasado y siente pena y tristeza. “Si, fue algo que no se puede olvidar. Aurora era amiga suya. Venía de visitar a su marido del Hospital, donde se recuperaba de un infarto”, recuerda esta inmigrante andaluza. El dolor llegó tan lejos que alcanzó la población de Martos (Jaén). Vino el alcalde de esta población, de donde era también Rafael Marín, alcade de la ciudad por aquel entonces. “Recuerdo que la llevaron a hombros desde la iglesia de la Sagrada Familia hasta el cementerio. Fue algo muy triste”. Como ella, muchas historias siguen en la memoria de los que vivieron ese suceso, matrimonios rotos, hijos huérfanos.
Protesta popular

Pocas manifestaciones como esta se recuerda en Torrent. Ni el reciente accidente de metro llegó a concentrar a tantos torrentinos. Como consecuencia del accidente, una semana después se realizó una concentración en el lugar del accidente y se tiraron piedras al tren, y la manifestación fue reprimida por la policía. Unos días después, el 15 de octubre, unas 8.000 personas, incluidos casi todos los alcaldes de la comarca, se manifestaron de nuevo de manera pacífica y pidieron la supresión de los pasos a nivel. Iniciaron la marcha en las diferentes localidades golpeadas por la fatalidad y se reunieron en las vías del tren para recordar a las víctimas.

Tras varias reclamaciones a Renfe, dos años después, cobraron las primeras familias, mientras que el resto lo hizo tras siete largos años después. Finalmente, el paso a nivel fue suprimido por un puente situado a la salida de Aldaia que muchos recuerdan al pasar, y otros ni si quiera saben por qué se hizo ahí.

http://laopiniondetorrent.es/secciones/pol-tica/2010/09/26/torrent-ya-no-recuerda-24-s

1 comentario:

Ricard dijo...

Yo monté en esa línea de metro antes del accidente y me sobresalté cuando el convoy enfiló la aproximación a la estación de Jesús, pues las curvas para separar las vías, que discurren juntas por el túnel, para hacer el espacio del andén central, eran excesivamente pronunciadas y la velocidad a la que las tomó el tren, aunque no muy rápida, fue, para mi sensación, excesiva. Dio unos bandazos "peligrosos". Es incomprensible que no se rectificara ese trazado defectuoso o que los maquinistas no informaran de que la velocidad debía ser limitada al nivel de seguridad, o sensación de seguridad. La velocidad se debe adecuar al estado de la vía. No sé quienes serán los responsables pero desde luego los hay (y no son los usuarios del metro) y la Asociación hace bien en reclamar justicia. Ricard

Pincha sobre la imagen web 0responsables